Terapias Naturales – Terapias Alternativas

Los Principios en que se basa la homeopatía

17th June 2007

Los Principios en que se basa la homeopatía

Clasificado en Homeopatía |

FUERZA VITAL:

Razón filosófica de la enfermedad y el enfermo.- GALENO (Médico Alópata) distinguió la enfermedad de la afección. “La afección es una viciación directa de la naturaleza humana”, y recomendaba distinguirla de los síntomas que son su manifestación exterior, los cuales constituyen la enfermedad. En toda perturbación vital, “la afección es el lado subjetivo y la enfermedad el lado objetivo. LA AFECCIÓN es una especie de YO INTERIOR y la ENFERMEDAD el YO EXTERIOR”. “La afección pues, es la causa radical de la enfermedad, causa perfectamente desconocida para nosotros y, como tal, se encuentra en el abismo de los misterios, solo a Dios le está reservado este conocimiento”.

Esta distinción Galénica, ¿es falsa o es cierta?, Como quiera que sea, la Homeopatía la admite porque esta de acuerdo con las ideas dinámicas, porque para la Homeopatía, la enfermedad es la manifestación del desequilibrio de la FUERZA VITAL.

Concebimos a la fuerza vital como la energía referida a cada una de las entidades individuales, a cada uno de los órganos en particular, a cada una de las células, así como a la participación de cada uno de los elementos vitales en la energía universal; aquella que permite todo movimiento y todo cambio a cada uno de los elementos que constituyen un todo.

Ateniéndose a estas consideraciones y sujetándose a su credo filosófico, la Homeopatía estudia al Hombre en sus tres componentes: la parte somática (orgánica), la parte mental (espiritual) que nos hace tener pensamientos, sentimientos y voluntad; y la vida (fuerza vital) que es la que une a la parte somática con la parte espiritual, y es la que se trastorna en todos los padecimientos y da la amplia gama de susceptibilidades hacia el medio ambiente (enfermedades).

Siendo la fuerza vital algo dinámico, ¿cómo creemos poder curar con medicamentos que no vibran en la frecuencia de la fuerza vital en desequilibrio?. ¿Cómo pensamos restablecer la salud comunicándonos con la fuerza vital en un idioma que ni siquiera conoce?. Es como si tratáramos de comunicarnos profundamente con un ser supremo con gestos y ademanes grotescos.

Somos energía, lo que nos impele es energía, lo que nos hace humanos es energía Divina, por ende, la fuerza vital es energía. En el idioma del dinamismo y de la energía debemos dirigirnos a ella para tratar de restablecer el equilibrio.

Prácticamente, si la enfermedad es la manifestación, la personificación de la afección, el enfermo debe ser, y lo es, la manifestación, la personificación de la enfermedad. La Homeopatía no trata las enfermedades, solo trata a los enfermos, las enfermedades representan esencialidades morbosas. Los enfermos representan los estados, las especies morbosas, el enfermo es la enfermedad hecha Hombre, la enfermedad hecha Individuo. Así pues, el enfermo es sinónimo de INDIVIDUALIZACIÓN. Por eso en nuestra terapia Homeopática, consideramos y tenemos en cuenta siempre las INDIVIDUALIDADES MORBOSAS, esto es, individuos enfermos, individuos que tienen una MANIFESTACIÓN MORBOSA ACTUAL, TRANSITORIA, CIRCUNSTANCIAL, los síntomas que caracterizan las especies morbosas: ¡HE AQUÍ AL ENFERMO!.

EXPERIMENTACION PURA:

Para curar a los enfermos, la Homeopatía cuenta con un
arsenal de remedios que en la actualidad alcanza las cifras miles. Estos remedios se han obtenido por medio de la EXPERIMENTACIÓN PURA, esto es, por medio del ensayo de los medicamentos en el Hombre aparentemente “sano” (no en animales), con el fin de perturbar el equilibrio fisiológico, para provocar los fenómenos que los caracterizan y que producen esas sustancias supuestas desconocidas; pues la terapéutica Homeopática no emplea jamás una sustancia a título de remedio, sino cuando esta sustancia ha sido estudiada como medicamento sobre el Hombre “sano”, esto es, solo cuando se le ha conocido su patogenia. La experimentación pura es la más rica fuente de documentos terapéuticos de nuestra MATERIA MEDICA HOMEOPÁTICA.

Los resultados de los exámenes de la experimentación pura son los elementos más importantes y esenciales que componen el cuadro de un medicamento, pero con el fin de redondearlo, se requieren más conocimientos. Así los síntomas que a menudo se observan después de intoxicaciones ofrecen valiosos indicios acerca del beneficio terapéutico de la sustancia (venenos de serpientes, etc.). Estos cuadros característicos de los medicamentos a su vez se reunieron en valiosas obras, las farmacopeas, son obras de consulta indispensables para la practica cotidiana y reflejan el caudal de experiencia de la Homeopatía.

Sabemos que al pelar y rebanar cebollas (Allium cepa), los ojos se irritan, enrojecen, lagrimean, aparece un leve catarro con irritación y comezón nasal, frecuentes estornudos, síntomas muy similares a un verdadero catarro. Por lo tanto en un paciente con esos síntomas Allium cepa en dosificación Homeopática como D4 ó D6 (dilución a la cuarta o a la sexta), demostrará rápidamente su efecto curativo.

LEY DE SEMEJANTES (SIMILIA):

Similia Similibus Curantur (lo similar se cura con lo semejante). El principio de los semejantes, transportado al dominio de la Medicina, logra que la acción terapéutica del remedio neutralice las series sintomáticas de la enfermedad, por las series fenoménicas semejantes del medicamento, según la ley energética de curación: “todo trastorno dinámico del organismo viviente, se neutraliza de una manera duradera, cuando se le aplica una energía semejante a la que actuó perturbando al organismo sano en la experimentación pura, uno de los pilares inconmovibles de la terapéutica de los semejantes (la homeopatía).

Esta ley de semejantes ha de comprenderse como axioma de la Medicina Homeopática. De ella se deriva también la denominación de “HOMEOPATIA” termino que proviene del griego HOMEOS = semejante, PATHOS = enfermedad, dolencia, de manera que HOMEOPATIA significa semejante a la enfermedad ó dolencia similar. “Aplíquese contra la enfermedad por curar, el medicamento que sea capaz de provocar artificialmente otra enfermedad, lo más similar posible y aquella será curada” enseña Hahnemann en su Organón del arte de curar.

Los síntomas producidos en la experimentación pura con la persona “sana” tienen que parecerse todo lo posible a los del paciente para poder lograr una curación. Por decirlo así, el efecto curativo del medicamento Homeopático provoca una hipersensibilidad del enfermo a su remedio.

Es interesante mencionar que esta ley de semejantes el principio básico de la Homeopatía ya se conocía siglos antes de Hahneman. En los escritos de Médicos como Hipócrates y Paracelso ya se menciona la posibilidad de curar lo similar por lo similar, tocó a Hahneman la tarea de descubrir y reafirmar el método, así como la metodología, bajo una minuciosa observación de los síntomas producidos en la experimentación pura.

INDIVIDUALIZACION:

La individualización es la selección de los síntomas actuales que caracterizan un estado morboso. La individualización no se ocupa de las enfermedades, sino de los enfermos, de los estados morbosos actuales, se acerca al enfermo sin ideas preconcebidas, sin ideas de clasificación, no atiende sino lo que ve, lo que toca, lo que siente. La individualización se coloca junto a los medicamentos como junto a los enfermos, interesa a los fenómenos como a los síntomas, esto es, en presencia de un enfermo el Médico Homeópata debe escuchar, interrogar, examinar y “valorizar” los síntomas para elegir el medicamento previamente ensayado en la experimentación pura y que sea semejante al enfermo. En Homeopatía, la individualización de los estados morbosos es el principio más verdadero, el más absoluto y el más invariable.

DOSIS INFINITESIMALES:

En Homeopatía no hay medicamento ponderable en lo que se llama “de alta potencia”. En el remedio Homeopático solo hay dinamismo remedial. La Homeopatía es esencialmente vitalista y se jacta de admitir, como uno de sus principios, que la enfermedad es el resultado de la perturbación del fluido vital y se necesita para equilibrarlo nuevamente, de otro elemento fluídico, condición absoluta para que se operen las neutralizaciones potenciales, vulgarmente llamadas curaciones. Los medicamentos Homeopáticos no actúan por su masa, sino por la energía o fuerza que contienen mediante la dinamización del remedio y con ella ejerce acción sobre la energía o fuerza vital estimulando la naturaleza del enfermo a efectuar la curación.

El principio curativo peculiar de la Homeopatía requiere que la dosis del medicamento sea reducida. Pues la Homeopatía es una terapia de regulación. Así se comprende que precisamente el estimulo medicamentoso débil es necesario para desencadenar la reacción deseada de curación en el organismo. Un golpe medicamentoso demasiado fuerte solo agravaría las molestias originales, incluso aparecerían otras complicando más la economía del organismo.

Se conocen los síntomas que siguen a la ingestión del café, se manifiestan en forma de excitabilidad de los sentidos, el cuerpo y psiquismo, el corazón late más fuerte que de costumbre y a menudo se transpira, particularmente típico es el insomnio debido a la afluencia de ideas y pensamientos excitados, pues en caso de insomnio como el descrito, la Coffea cruda, que es el remedio Homeopático extraído del grano del café, en dilución a la D6 ó D12 demostrará su acción curativa. Pero este efecto solo puede manifestarse gracias a la preparación especial del fármaco.

He aquí muy someramente expuestos, los principios en que se basa la Homeopatía.

LA FUERZA VITAL, LA EXPERIMENTACIÓN PURA, LA LEY DE SEMEJANTES, LA INDIVIDUALIZACIÓN Y DOSIS INFINITESIMALES.

Fuente: Dr. Javier Conde Rodríguez

Popularidad: 7% [?]

Enlaces Relacionados

Plataforma Homeopatía Sí
  • La Homeopatia – Aclaración de algunos conceptos equivocados
  • El proceso de dilución de la Homeopatía
  • Aplicación de la homeopatía
  • Hipótesis sobre la forma de la existencia de la materia en las altas diluciones de la Homopatía
  • Información sobre la Fitoterapia
  • Comentario sobre Homeopatía
  • Principios fundamentales de la Homeopatía
  • Aplicación de la Homeopatía en el tratamiento de la Gingivoestomatitis Herpética aguda.
  • Conceptos del Feng Shui – Escuelas de Feng Shui
  • Este artículo ha sido escrito el Sunday, June 17th, 2007 at 11:29 pm y ha sido clasificado en Homeopatía. Puedes seguir respuestas a este artículo en RSS 2.0 feed. Puedes escribir un comentario , o trackback de tu propio sitio.

    Escribir un comentario